¿Cuáles son las funciones de un abogado?
Descubre tus funciones

Aprende cuáles son las funciones que realizarás si eres un abogado.


El profesional en derecho debe orientar a sus clientes sobre sus derechos en lo concerniente a asuntos legales, además de representar a sus clientes en tribunales o introducir denuncias en corte.


Un abogado debe tener la capacidad de investigar los precedentes legales y recopilar la evidencia necesaria a la corte. Además, debe estudiar e interpretar la legislación nacional con el fin de argumentar de mejor manera el caso de su cliente, en base a la ley o código que aplique al asunto en cuestión.


El licenciado en derecho debe introducir las pretensiones legales de sus clientes en tribunales y defender a su cliente en caso de haber sido imputado por cometer un crimen.



El licenciado en derecho debe brindar asesoramiento en toda clase de operaciones inmobiliarias, especialmente cuando se trata de compraventa o arrendamiento de inmuebles o fincas, además de ofrecer asesoría fiscal y apuntar todo tipo de declaraciones y obligaciones fiscales y tributarias.


El profesional en derecho debe actuar en materia testamentaria, siendo responsable de la redacción de testamentos, particiones hereditarias y declaraciones de herederos sin testamento, además de redactar capitulaciones matrimoniales.


El profesional en derecho es responsable de reclamar ante cualquier tipo de deudas u obligaciones contractuales y mediar ante cualquier conflicto, sea este laboral, empresarial, vecinal e incluso familiar.


El abogado debe reclamar a las compañías en caso de accidentes. Asimismo, también se encarga de la gestión de derechos y pensiones en materia de desempleo, maternidad, incapacidad, jubilación y otros.


Un licenciado en derecho debe conocer perfectamente dónde encontrar la norma jurídica, la cual es necesaria para aplicarla a un caso en concreto, es decir, son buenos en la investigación legislativa y de la jurisprudencia.


Como abogado deberás tener una alta capacidad de negociación, la cual supone la habilidad para crear un ambiente propicio para la colaboración y lograr compromisos duraderos que fortalezcan la relación. Esta competencia implica la capacidad de dirigir y controlar una discusión utilizando técnicas, planificando alternativas para negociar los mejores acuerdos.



¿Cuál es tu campo laboral?

Descubre dónde podrás trabajar si decides ser un abogado.