Opinión

Lean Start-up en la enseñanza del emprendimiento

Emprendimiento

Mayo 24,2021 | Mauricio Barrera Barragán

En los últimos años, especialmente la última década, la idea de que el emprendimiento es la mejor forma de generar crecimiento económico se ha asimilado poco a poco en la mente de la población y de los gobiernos


En los últimos años, especialmente la última década, la idea de que el emprendimiento es la mejor forma de generar crecimiento económico se ha asimilado poco a poco en la mente de la población y de los gobiernos (tanto locales como nacionales). Por esto, aún se busca una “fórmula mágica” para poder fomentar y encaminar la actividad emprendedora hacia objetivos de la agenda pública. Sin embargo, el presente enfoque para éstos sigue siendo uno que no responde a las necesidades complejas de ésta dinámica social que es el emprendimiento.

En el caso de Bolivia, que según cifras del Reporte Anual GEM 2014 se tiene una de las Tasas de Actividad Emprendedora más altas de la región y del mundo, el concepto de Fomentar y Enseñar el Emprendimiento ha visto una creciente importancia tanto en los ojos de la Academia cómo en los de los creadores de las políticas públicas. Los esfuerzos del sector público, especialmente los del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, han logrado fomentar, de momento, suficiente para que la población considere a la “carrera emprendedora” cómo algo deseable. Esto ha generado una creciente demanda de servicios educativos destinados al concepto de emprendimiento.

Tal es el impacto en el sistema de educación que el concepto de enseñanza del emprendimiento se ha incorporado incluso en institutos de formación técnica superior. Es algo positivo, pues la demanda creciente se ha visto alcanzada por una oferta diversificada para estos servicios educativos. Sin embargo, la forma de encarar la enseñanza del emprendimiento no ha podido alcanzar las necesidades reales de la demanda. La noción común es que añadiendo un curso dónde se enseñe a crear una empresa y a diseñar planes de negocio se cree una carrera que forme emprendedores. Si éstos programas pudieran medir efectivamente el porcentaje de sus graduados que iniciaron una empresa y que aún continúan con ella, probablemente se encontrarían con resultados poco alentadores.

Porque en un camino de esfuerzo y dedicación se necesita algo de apoyo.


Proyect Thinkers

Una página de pensamiento universitario

El objetivo no es desmerecer a dichos programas sino más bien proponer la aplicación de la metodología “Lean Start-up”, desarrollada y publicada por Eric Ries en 2011, en el desarrollo de programas para la enseñanza de emprendimiento. Esta herramienta, muy exitosa en la generación de nuevos modelos de negocio, se basa en el precepto de aprendizaje y mejora continua con un ciclo de retroalimentación. La idea es formular una hipótesis, diseñar un experimento y probar la validez de la misma en el mercado. En base a los resultados, se vuelve a generar una nueva hipótesis y el ciclo continua. El objetivo es desarrollar un modelo de negocios que esté validado por los mismos usuarios.

Aplicando esto a la formulación de la oferta académica para formar emprendedores, podríamos plantearnos la siguiente hipótesis: “Los graduados tienen la experiencia suficiente para encarar un emprendimiento propio”. Un experimento sencillo es generar una simulación de negocios donde puedan probar estos conceptos. En base a los resultados, si se concluye que la hipótesis no pasa la prueba, quiere decir que los programas requieren de un aprendizaje más práctico de lo que representa emprender. Así, se pueden generar diversos experimentos para mejorar la oferta académica en la enseñanza del emprendimiento.


Arma tu propia biblioteca

<strong>Mauricio Barrera Barragán</strong>
Mauricio Barrera Barragán

Gestor del Proyecto “UCB Territorio
Inteligente”
Escuela de la Producción y la Competitividad

0 comments on “Lean Start-up en la enseñanza del emprendimiento

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: